Limpieza de tus Espacios para Renovar la Energía

Nuestro hogar debería ser nuestro espacio físico seguro y sagrado, un lugar de remanso en donde pudiéramos descansar, recuperarnos, renovarnos, inspirarnos y sanarnos, ¡nuestro oasis en medio del desierto!

Sin embargo pocos sabemos cómo crear y mantener este espacio limpio de todas las energías que promueven el desequilibrio y la desarmonía.

En este artículo compartiré contigo varias acciones prácticas que puedes aplicar de inmediato, para crear para ti ese espacio de remanso y rejuvenecimiento.

Por si no lo sabías, todos los objetos materiales tienen la capacidad de acumular energía, absorben la energía de sus dueños y de las personas que conviven regularmente en el espacio en el que se encuentran.

Nuestros muebles, nuestros aparatos electrónicos, nuestra ropa, los utensilios de cocina, los adornos, absolutamente todo está captando en una medida u otra la energía, y una vez absorbida, la reflejan de regreso al espacio en donde se encuentran. También las paredes, pisos y techos de las habitaciones conservan y emiten la energía de quienes habitan allí.

Seguramente te ha pasado que llegas a la casa de una persona, y te sientes incómodo, no te sientes a gusto, y quisieras salir de allí lo más pronto posible, solemos expresar esto diciendo algo como “Esta casa tiene mala vibra”…

Pero hay otras casas en donde nos sentimos cómodos, en paz, a salvo, seguros, y no nos queremos ir…

Además de las energías propias de los habitantes del espacio, pueden colarse otras energías externas en nuestro hogar, lo que solemos llamar “fantasmas” o cualquier otra energía de baja vibración, y esto altera el equilibrio de nuestro ambiente.

Para que entiendas más claramente cómo funciona esto, imagina que vives una situación de pérdida que produce emociones de tristeza, desesperanza, soledad, desamparo, y durante este evento sueles llorar a solas en tu habitación durante varias semanas, o incluso meses.

En este caso tu colchón, tu almohada, las paredes, el piso y el techo de tu cuarto, por mencionar algunos, absorben toda esa energía de tristeza, y aún cuando superes este evento, el solo hecho de acostarte en tu cama o de pasar un tiempo viendo la televisión, puede contagiarte de una sensación de tristeza cuyo origen no logras identificar.

Afortunadamente esto tiene solución, ¡y es mucho más sencilla de lo que te imaginas!

Tú tienes el poder para transformar toda esta energía y llevarla de vuelta al equilibrio, no necesitas traer a nadie para que bendiga tu casa, ni a nadie que le haga una “limpia”, puedes hacerlo sin ayuda ¡y esas son excelentes noticias!

Te sugiero que emprendas las siguientes acciones:

Comienza por hacer una limpieza física del espacio. Cuando pensamos en la cantidad de cosas que hemos acumulado a través del tiempo y que ya no nos sirven, nos abrumamos y pensamos que algún día, cuando tengamos tiempo, vamos a revisar todo para deshacernos de la basura. Por supuesto ese día nunca llega, porque tenemos demasiadas demandas sobre nuestro tiempo. No pienses en hacer esta limpieza de toda tu casa en un solo día, o en una sola semana.

Has una lista de los espacios que es necesario revisar, en donde sueles almacenar más cosas que no usas, por ejemplo, la bodeguita de la casa, el garaje, el baño de servicio que nadie usa, el tapanco, etc., y dentro de estos lugares revisa si hay ciertos muebles en donde estén guardadas las cosas. Puedes elegir por ejemplo limpiar “los dos primeros cajones” del mueble de la bodega, prográmate un día a la semana para limpiar esos dos cajones únicamente. La siguiente semana programa otros dos cajones, o espacios, y ve poco a poco avanzando en esta empresa.

Antes de disponerte a revisar, te sugiero que respires muy profundo, y que tomes consciencia de que desapegarse de las cosas a veces no es tan fácil, surgen pensamientos como “¿y si esto me sirve después? ¿Y si me hace falta? Por lo regular acumulamos cosas pensando que en un futuro pueden ser útiles, pero ese futuro por lo regular no llega. Mi parámetro siempre es: “Si en un año no lo necesité, no lo necesito más”. ¡Elige cuál es el tuyo, pero trata de no extenderlo a 10 años!

No guardes ropa “para cuando adelgaces tres tallas”, esa ropa solo te está recordando que no estás aceptando cómo eres ahora, te puede detonar emociones de desaprobación, fracaso y culpa, promueven el pensamiento: “seré feliz en el futuro cuando me vuelva a quedar esta talla”, te saca del presente y te impide disfrutarte ahora, tal y como eres. Si bajas esas tres tallas después, ¡cómprate ropa nueva! Es mucho más divertido ir de compras que sacar la ropa vieja que dejaste hace meses o años.

No guardes nada que te traiga malos recuerdos. Si tienes un par de zapatos que te encantan, pero que te recuerdan el día que tu novio terminó la relación, ¡no los guardes! Aunque te gusten mucho, ¿Qué caso tiene usarlos si cada vez que te los pones se detonan los sentimientos de abandono o dolor por esa relación? ¡Regálalos!

No guardes recuerdos del pasado, aunque sean agradables, todas esas cartitas, peluches, regalitos, etc., que te regaló tu primer novio que fue un encanto, o los dibujitos que te hicieron tus hijos en el jardín de infantes. No los necesitas, los buenos recuerdos ya están integrados en tu corazón y la experiencia no necesita ser recordada con cosas, vuelve a leer las cartitas una vez más, alégrate, y respira todo eso dentro de tu corazón, ¡Desapégate de lo demás!

No guardes cosas rotas, descompuestas, inservibles, irreparables. Creo que no tengo que explicarte por qué…

Aunque tu ropa te quede bien, no guardes cosas que tienen 20 años, es preferible que en tu guardarropa haya cinco cosas nuevas, que 50 viejas, aunque  no lo creas, abrir un guardarropa con ropa vieja genera sentimientos de escasez, y la ropa también suele recordarnos cosas del pasado, trata de deshacerte de lo más que puedas, y sabe que al hacerlo, ¡ropa nueva llegará a llenar el espacio!

No conserves cuadros o adornos que no te gustan. Muchas veces estamos esperando poder comprar un cuadro que sí nos guste, pero queremos llenar el espacio “con algo” y terminamos por colgar lo que sea, pero nuevamente, cada vez que vemos ese cuadro, nos recuerda que no nos gusta, que no hemos podido comprar el que sí nos gusta, y genera sentimientos de escasez, es preferible dejar el espacio vacío, porque genera la expectativa de que “allí va el cuadro que sí me gusta y lo voy a conseguir”.

Créeme, la vida siempre está llenando los espacios vacíos, y puede llenarlos con cosas o situaciones agradables, siempre y cuando ¡le dejemos espacio para hacerlo! La vida no llena espacios ocupados…

Esta es la limpieza a nivel físico.

Pasando a la limpieza a nivel energético, la mayor parte de la energía que ocupa nuestros espacios, es nuestra, nosotros la pusimos allí de alguna forma, y nuestra energía responde a nuestra elección consciente, por lo que sólo tenemos que indicarle qué tiene que hacer para que se mueva.

La energía que no es nuestra, pero que también puede estar ocupando el espacio, también responde a nuestra elección consciente, y tenemos autoridad sobre ella, no importa si es la energía de viejos inquilinos, de personas que han visitado la casa, de entidades etéreas, lo que sea…

Si reclamamos un espacio como nuestro, tenemos toda la autoridad para ordenarle a todas las energías que no nos pertenecen, que evacúen nuestro espacio de inmediato y regresen a su fuente o a su origen. ¡Es así de sencillo!

Sólo tienes que reclamar ese espacio como tuyo para poder sentir la autoridad que tienes sobre él.

En realidad todo lo que existe está a nuestro servicio, y si compartimos la luz de nuestra consciencia con las cosas que nos sirven, tienden a deteriorarse más lento, a durar más, a no descomponerse, ¡e irradian de vuelta hacia nosotros la esencia de quienes realmente somos!

Al hacer esto, es como si tu casa y todo lo que contiene ¡estuviera cantando constantemente tu canción personal! Tú tienes una firma energética única, y al impregnarla en todo lo que te sirve, lo estás reclamando como algo que te pertenece, es más difícil que se te pierda algo que se reconoce como tuyo, es más difícil que alguien sienta que puede adueñarse de algo que tiene tu firma energética, pero más que nada, es tu esencia compartiendo contigo tu vida cotidiana.

Te invito a que primero hagas la limpieza física, antes de proceder a la energética.

Esto también lo puedes hacer en tu automóvil, y en tu espacio personal en tu oficina, ya sea que tengas un cubículo o una oficina cerrada, el pequeño espacio que te corresponda reclámalo como tuyo y sigue los mismos pasos.

¡Te deseo una increíble limpieza! Y que tus espacios se conviertan en lugares seguros y sagrados para ti.

Claudia Cuesta

 

Views: 404

Comment

You need to be a member of OMTimes Writer's Community to add comments!

Join OMTimes Writer's Community

OM Times Magazine is a Holistic Green eZine with a Spiritual Self-growth Perspective for the Conscious Community.

Members


Forum

December 2020 editions are officially closed.

Started by Omtimes Media. Last reply by Omtimes Media Nov 18, 2020. 5 Replies

Closing the Last Edition for 2020

Started by Omtimes Media. Last reply by Omtimes Media Nov 14, 2020. 7 Replies

Rules Reminders for Article Writing 2020

Started by Omtimes Media. Last reply by Gail Serna Aug 26, 2020. 24 Replies

Credibility and Reputation

Join our group of authors on Goodreads: http://ow.ly/tUyAM


Google+
Alterative Medicine Blogs - BlogCatalog Blog Directory
Blogarama - Spirituality Blogs
Follow me on Blogarama

Help Support Us In Our Work and Keep OM-Times Magazine Free For All!!!




Where to find us

Google+

Contextual Links

Free Web Directory - Add Your Link

The Little Web Directory
web-ref.org

mondotimes

Find Local News Worldwide

mediaowners

Who Owns The American Media

Follow Me on Pinterest
Merchant Processing Service
web directories
Submit Your Site To The Web's Top 50 Search Engines for Free!
PullDirectory.com - Add free links and articles.

Ciford Web Directory

alarmg4s
SubmissionMonster.com

© 2021   Created by Omtimes Media.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service

Omtimes writer's community